El Vaticano es la ciudad estado, enclavada en Roma, de la Iglesia Católica. Es una reminiscencia histórica del poder temporal que la Iglesia Católica mantuvo desde, prácticamente, la caída del Imperio Romano.

En la actualidad se puede entender como la sede de la soberanía e independencia del Papa respecto de los poderes políticos.

El Vaticano actual es un complejo histórico-artístico y religioso construido sobre la antigua necrópolis vaticana situada junto al Circo de los emperadores Calígula y Nerón.

Visitar el Vaticano

El catálogo de visitas al Vaticano es amplio y abarca desde la época romana hasta la actualidad.

Vaticano en la época romana

En la actualidad hay tres vestigios de esta época: dos yacimientos arqueológicos que se pueden visitar y el obelisco de la plaza de San Pedro.

  1. Necrópolis de la Via Cornelia, donde está la tumba de San Pedro.

El número diario de visitantes está limitado a 250 personas.

Para la visita guiada a esta excavación hay que solicitar con antelación la entrada en el Ufficio Scavi, situado bajo la sacristía del Vaticano; también se pueden solicitar on line.

El acceso es por el arco izquierdo de la fachada de la basílica.

  1. Necrópolis de la Via Triumphalis, calificada como la Pompeya romana por las valiosas piezas encontradas.

El recorrido exclusivo sólo se ofrece guiado, tiene una duración de 1,5 horas y las entradas hay que solicitarlas con antelación a un precio fijo que marca el Vaticano.

  1. Otro vestigio de la época romana es el Obelisco.

Si bien es un obelisco egipcio, esculpido en granito de Asuan, fue traído a Roma por el emperador Calígula (en el 37 d.C.) para colocarlo en el Circo de Calígula y Nerón.

En 1585, el papa Sixto V ordenó trasladarlo desde su sitio original, junto a la sacristía de la basílica, a su ubicación actual. El proceso del traslado supuso un importante reto tecnológico.

Una vez colocado en su emplazamiento actual, sirvió como reloj de sol. A su alrededor, en el pavimento de la plaza de San Pedro hay:

  • Una “meridiana” que indica las horas del día y
  • Una “rosa de los vientos” mediante unos medallones que señalan los solsticios.

La cruz que corona el obelisco fue colocada por orden del papa Alejandro VII. Esta cruz sustituyó a una esfera de bronce preexistente.

Vaticano en la época Constantiniana

El emperador romano Constantino I “El Grande” fue el primer emperador de Roma que permitió la práctica del cristianismo en el imperio. La madre de Constantino, santa Elena, se convirtió al cristianismo y destacó por su actividad en favor de la Iglesia.

De la época Constantiniana quedan los restos de la antigua basílica mandada construir por Constantino, entre el 326 y el 333 (d.C.).

Estos restos se encuentran en la gruta de la basílica de San Pedro y sirven como cimientos de la actual basílica.

La gruta de la basílica es una iglesia subterránea de tres naves. Se utiliza como lugar de enterramiento de los papas.

Su visita es gratuita. El acceso a la gruta se puede realizar:

  • O bien, por el pórtico de la basílica,
  • O bien, por el primer pilar derecho de la cúpula en el interior de la basílica.

Hay un tercer acceso, reservado para ocasiones especiales, frente al altar papal de la basílica. Esta escalera doble, flanqueada por una balaustrada de mármol con 99 lámparas votivas, conduce a la confessio de San Pedro. En la confessio nos encontramos con el mosaico de Cristo Pantocrator del siglo IX y con la urna que conserva los palios arzobispales. La confessio se encuentra sobre la tumba de San Pedro.

Vaticano en la época Medieval

La historia del continente europeo desde la caída del imperio romano fue bastante convulsa debido a las diferentes invasiones de los pueblos del norte y este del continente.

En la segunda mitad del siglo VIII se crean los Estados Pontificios en el centro de la península Itálica. Con ellos se reafirma el poder temporal del Papa.

A finales del siglo XIII, el papa Nicolás III traslada su residencia desde San Juan de Letrán al Vaticano y ordena el cierre del área vaticana con murallas. En su interior, plantó un huerto.

El papa Julio II transformó el huerto en jardines según el estilo renacentista. Hoy en día los jardines se encuentran dispersos por las 23 Ha. de terreno libre. En su interior se pueden encontrar: construcciones a partir del siglo IX, distintos elementos paisajísticos fuentes, esculturas, grutas artificiales, rarezas botánicas,…

La visita a los Jardines Vaticanos se puede realizar según diversas modalidades que puedes consultar en la web y, en algunos casos, incluyen la entrada a los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina o a la Necrópolis de la Vía Triumphalis.

Vaticano desde el Renacimiento hasta la actualidad

El desarrollo del Renacimiento y la importancia política de la Iglesia Católica en la Europa moderna, permitió a los papas el fomento de la cultura y el arte.

Las diferentes manifestaciones artísticas han dejado su impronta en el Vaticano. Buena muestra de ello son: los Museos Vaticanos y las Villas Pontificias y sus Jardines.

Las visitas a estos lugares se ofrecen según diferentes opciones que permiten hacer una visita general muy completa al entorno vaticano.

La Audiencia del Santo Padre

Muchos de nosotros queremos visitar el Vaticano por razones culturales y, además, nos gustaría conocer al Papa en persona.

Los miércoles, siempre que el Papa esté en el Vaticano, se realiza la Audiencia General del Papa.

Normalmente, si el clima no lo impide, se realiza en la Plaza de San Pedro. Si el clima fuera adverso, tendría lugar en el Auditorio Pablo VI.

Para mayor seguridad, conviene consultar el calendario de audiencias.

El acceso a la Audiencia General requiere de una entrada gratuita reservada con antelación en la Prefectura de la Casa Pontificia. También puedes consultar aquí otras opciones con guía asistente a la Audiencia Papal.

Las audiencias comienzan a las 10:30 horas y terminan a las 12:00 horas. Los accesos se abren a partir de las 8:00 horas.

Esperamos que esta información general sobre las posibilidades que nos ofrece el Vaticano para su visita, sean de utilidad para disfrutar de la cultura, el arte y la tradición.