La Plaza de San Pedro en el Vaticano

por Vaticano

Entradas Capilla Sixtina > Vaticano > La Plaza de San Pedro en el Vaticano

Ubicada frente a la Basílica de San Pedro, la Piazza de San Pietro es un importante punto de reunión para los turistas que viajan a Roma y se acercan al Vaticano.

Visitar la Plaza de San Pedro del Vaticano

Las imágenes de la Plaza de San Pedro se difunden con frecuencia alrededor del mundo. No es para nada sorprendente, dado que se encuentra en el corazón público de la Ciudad del Vaticano.

Las cámaras tienden a dirigir su foco hacia la Basílica de San Pedro y la icónica cúpula renacentista, que cumple con armonizar el horizonte de Roma. Sin embargo, existe otro monumento que se roba las miradas en las fotografías, nos referimos al obelisco ubicado en el centro de la plaza, el cual fue traído desde Egipto en el año 37 d.C por Calígula.

La Plaza de San Pedro, resulta ser una de las plazas más grandes y preciosas del mundo entero. Las dimensiones de la plaza son espectaculares: 320 mts de largo y 240 mts de ancho. En las liturgias y actos más destacados, la Plaza de San Pedro ha albergado a más de 200.000 personas.

Un poco de historia sobre la Plaza de San Pedro

Durante el año 1656, el Papa Alejandro VII encargó una plaza digna para la Basílica de San Pedro al gran escultor y arquitecto Gian Lorenzo Bernini.

Para este pedido, se diseñó una plaza elíptica, rodeada por cuatro filas de imponentes columnas dóricas en ambos lados, acomodadas en una extraordinaria columnata.

Las columnatas dobles están destinadas a simbolizar los brazos abrazados de la Basílica de San Pedro, la Iglesia Madre de la cristiandad.

En lo alto de las columnatas hay 140 estatuas que representan a santos, mártires, papas y fundadores de órdenes religiosas dentro de la Iglesia Católica.

La importancia que se la da a la simetría, es uno de los aspectos más importantes de esta plaza. En el momento en que Bernini comenzó a diseñar los planos, se le pidió una construcción alrededor del obelisco egipcio traído por Calígula tiempo atrás.

De igual manera, es posible observar dos pequeñas fuentes dentro de la plaza elíptica, cada una de las cuales es equidistante entre el obelisco y las columnatas. Una de las fuentes fue construida por Carlo Maderno, quien había renovado la fachada de la Basílica de San Pedro a principios del siglo XVII.

Qué ver en la Plaza de San Pedro

Lo más impresionante de la plaza, además de su tamaño, son las 284 columnas y 88 pilastras que rodean la plaza en una columnata de cuatro hileras.

También podemos glorificar nuestra visión, con las dos fuentes que destacan el obelisco, en el centro de la plaza. Dicho sea, que el obelisco cuenta con una altura de 25 metros.

Ubicación para su máxima apreciación

Para ver la simetría realizada por Bernini, esta obra arquitectónica cuenta con puntos focales donde se puede apreciar la uniformidad de cada uno de estas edificaciones.

Los efectos visuales creados, al pararse en estos puntos, son divinos. Perfectos para observar la perfecta unión de las columnas y pilares.

El Vaticano es uno de los destinos más populares y siempre está animado lleno de gente. Puedes considerar el martes o el jueves como los días menos concurridos; las fechas entre el fin de semana son bastante más concurridas, y el miércoles hay (generalmente) la Audiencia Papal, lo que significa aún más gente.

Cómo llegar a la Plaza de San Pedro en el Vaticano

La Ciudad del Vaticano está en el lado oeste del río Tíber, mientras que los sitios principales de Roma, como la Fontana de Trevi, el Panteón y la bella Piazza de España, están en el este.

La forma más económica para llegar a la Plaza de San Pedro, es tomando la línea A del Metro de Roma y quedándote en la estación Ottaviano – San Pietro – Musei Vaticani.

También es posible utilizar el servicio de taxi de Roma u optar por un camino más turístico y aventurero, ya que, si te gusta caminar y pasear, puedes llegar a la Plaza por la Via della Conciliazione, una bellísima y extensa calle que inicia en el magnífico Castel Sant’Angelo.

Sin duda, un paseo por esta plaza antes o después de visitar los Museos Vaticanos y entrar en la Capilla Sixtina, es clave para entender todo el conjunto artístico/religioso del Vaticano, que no te puedes perder.

Plaza del Vaticano

La Plaza de San Pedro, ubicada en el corazón del Vaticano, es una de las plazas más famosas y visitadas del mundo. Con una superficie de más de 5.5 hectáreas, la plaza es un lugar emblemático para la Iglesia Católica y un punto de encuentro para miles de fieles y turistas cada año.

La plaza, diseñada por Gian Lorenzo Bernini en el siglo XVII, se caracteriza por su forma elíptica y sus magníficas columnatas que la rodean. Estas columnatas, compuestas por 284 columnas y 88 pilastras, crean un efecto visual impresionante que da la sensación de abrazar a los visitantes.

En el centro de la plaza se encuentra el famoso obelisco egipcio, que fue trasladado desde el Circo de Nerón en el año 1586. El obelisco, que se eleva a más de 25 metros de altura, está coronado por una cruz de bronce que simboliza la victoria del cristianismo.

La Plaza de San Pedro también alberga dos fuentes, una en cada extremo de la plaza. La fuente derecha, diseñada por Carlo Maderno, representa a Moisés golpeando una roca y la fuente izquierda, diseñada por Bernini, muestra a una figura femenina y una serpiente.

  • La Plaza de San Pedro es un lugar de gran importancia religiosa y espiritual. Es el lugar donde el Papa celebra las audiencias generales y las misas más importantes, como la Misa del Gallo y la bendición Urbi et Orbi. Además, la plaza es el punto de partida para las procesiones y peregrinaciones que tienen lugar en el Vaticano.
  • La arquitectura y el diseño de la plaza son impresionantes. Las columnatas de Bernini, con sus columnas y pilastras, crean un efecto visual único que atrae a los visitantes. La plaza también ofrece una vista espectacular de la Basílica de San Pedro, que se encuentra justo en frente.
  • La Plaza de San Pedro es un lugar de encuentro y convivencia. Miles de personas se congregan en la plaza para asistir a los eventos religiosos y para disfrutar de la atmósfera única que se vive allí. También es un lugar popular para tomar fotografías y disfrutar de las vistas panorámicas del Vaticano.

La Plaza de San Pedro es mucho más que un espacio abierto en el Vaticano. Es un lugar cargado de historia, espiritualidad y belleza arquitectónica que atrae a personas de todo el mundo. Visitar la plaza es una experiencia única que no se puede perder al explorar el Vaticano.

Plaza de San Pedro entradas

La Plaza de San Pedro en el Vaticano es uno de los lugares más visitados del mundo. Si estás planeando visitarla, es importante que conozcas cómo acceder a la plaza y a la Basílica de San Pedro.

Hay que tener en cuenta que el acceso a la Plaza y a la Basílica de San Pedro es gratuito, pero para subir a la cúpula de la basílica hay que adquirir una entrada adicional. Esta entrada te permite ascender a la cúpula y disfrutar de unas vistas espectaculares de la plaza de San Pedro y de Roma. Recuerda que la subida a la cúpula implica subir por una escalera estrecha y empinada, por lo que es importante tenerlo en cuenta si tienes problemas de movilidad.

Ciudad del Vaticano, VA
13°
Nublado
06:5017:55 CET
Sensación: 11°C
Viento: 26km/h 140°
Humedad: 84%
Presión: 1006.43mbar
Índice UV: 0
MarMiéJue
18°C / 12°C
19°C / 10°C
17°C / 8°C